RECUERDA EL SENTIDO DE TU PROPÓSITO

Recuerda el sentido de tú propósito

Dentro de mi rutina en la mañanas está el poder leer algún capítulo de algún libro que previamente he preparado una noche anterior, y en el ejercicio de mi lectura y como parte de mi ritual de cosas que no quiero que se me olviden es el poder escribir lo que creo que es importante de mi lectura.

A veces que leo algún capítulo encuentro respuestas que ando buscando en mi mente o recordatorios que me dicen “Hey no olvides esto”.

Entendí que después de mi lectura que lo que hace no rendirte es recordar el sentido de tú propósito, o posiblemente algunos lo conozcan como encuentra tu por qué, como sea, la idea es que cuando empecemos a dudar o tambalear en alguna idea o proyecto por desanimo o falta de resultado, tendremos que pausar y recordar ese sentido de nuestro propósito, eso es lo que nos mantendrá avanzando. Y no importa qué tan lento sea tu avance, siempre y cuando nos mantengamos en el camino y en la dirección correcta dando pasos y no importando que estos pasos sean pequeños, lo que importa es que sigamos avanzando.

Con el paso del tiempo entiendes que todo es cambiante y nada es para siempre, tal cual aplica para nuestros proyectos, no existe tal cual el camino en línea recta para llegar al éxito sin ningún obstáculo y cuando estos aparecen lo importante es saberlo sortear, y muchas veces mostrar carácter para no abandonar y seguir picando piedra.

Cuántas veces yo mismo he querido claudicar en cosas que quiero hacer o estoy haciendo, y uno mismo se sabotea mucho antes de empezar, pero cuando empiezas es cuando deberás tener presente el sentido de tu por qué, el sentido de tú propósito, porque ahora sé que en algún momento toparemos con algún obstáculo que nos impedirá avanzar.

Para poder ejemplificar este resumen de una manera práctica, podrías probar el salir a correr alguna distancia (recuerda que la distancia es relativa, así aplica para otros conceptos) te aseguro que habrá un momento en la carrera en el cual sientes claramente que no traes más energía en tu cuerpo, pero sin embargo también sabes que no puedes renunciar a tu objetivo que te propusiste y si actúas de manera inteligente entonces tendrás que hacer algún ajuste en tu carrera, tendrás que bajar el ritmo, las pulsaciones de tal manera que puedas pasar ese momento de crisis que estás sintiendo, aquí lo importante que hay que recalcar es que no abandones, no renuncies, ahora tus pasos se han acortado y tu ritmo de carrera ha bajado, lo que nos indica que aún estamos dentro de la carrera pero sin rendirnos, y lo más importante es que aún seguimos avanzando para llegar a la meta.

Aunque este análisis es muy sencillo lo podemos llevar a cualquier proyecto que estemos realizando, en algún momento pasaremos o nos toparemos con ese momento de crisis, en el cual con el poder de nuestra decisión podemos elegir: Abandonar o seguir en el camino; si optamos por lo segundo es cuando debemos recordar el sentido de nuestro propósito, es ese algo que impedirá a que renuncies a tu objetivo….Recuerda que el sentido de tú propósito nos mantendrá en movimiento hacia nuestra meta.