MANTENTE CÓMODO CON LO INCÓMODO

Mantente cómodo con lo incómodo

Es difícil imaginar que exista un grupo de personas que posea más AUTO-DISCIPLINA que los SEAL de la Marina de los EE. UU.

Los SEAL son un grupo de fuerzas militares elite en el mundo, y con solo leer el nombre SEAL se me viene a la mente imágenes de guerreros encarando aparentemente misiones mortales e imposibles.

Algunas de las acciones militares más importantes en la historia de los EE. UU. han sido llevadas a cabo por este grupo elite mejor conocido como los SEAL, y esto es por una buena razón: Son un grupo de soldados de élite con los que se puede contar para obtener el trabajo hecho, sin importar las circunstancias.

Cuando vives con el eslogan :”El dolor es la debilidad abandonando tu cuerpo”, eres un candidato fácil para los trabajos difíciles.

Otro factor que contribuye a la grandeza de estos guerreros es que son parte de un grupo reducido y selectos que han aprobado el agotador programa de formación inicial. Este programa de aprendizaje son de 8 semana donde solo el 20% de los participantes completan y pasan el entrenamiento básico de demolición submarina/ SEAL, que son otros 7 meses donde son empujados a sus límites.

En la batalla, la AUTO-DISCIPLINA es un rasgo obligatorio. Los SEALs deben tener la DISCIPLINA para seguir el plan, especialmente cuando las cosas se ponen difícil, y ciertamente cuando hay vidas en juego. Las situaciones que encuentran los SEAL en todo el mundo son incómodas en el mejor de los casos y en el peor francamente peligroso.

A los SEALs se les da una frase clave al principio de su formación con la que aprenden a vivir:

PONTE CÓMODO CON LO INCÓMODO

Esto habla de los desafíos de estar realmente incómodo durante largos períodos de tiempo.

Los SEALs soportarán aguas extremadamente frías un día a la vez mientras realizan entrenamiento con armas o escalan a través de una carrera de obstáculos.

El mensaje es adaptarse a la incomodidad, ya que esto aumentará tu capacidad para superar al enemigo cuando llegue el momento.

¿Estás a la altura del ejemplo de los Navy SEALs? En esto punto, probablemente no. Eso puede sonar duro para la mayoría de la gente, es cierto. La mayoría de nosotros no estamos a la altura del nivel de dedicación y compromiso que se requiere para desempeñarse como un Navy SEAL.

Sin embargo, hay noticias buenas, hay un potencial al acecho dentro de ti. No importa cuáles sean tus metas en la vida, o qué tan lejos estás de lograrlas, tienes un potencial enorme si estás dispuesto a dejar las excusas y empezar a vivir una vida de dedicación y compromiso.

Es cierto que nadie nace como un SEAL de la Marina, muchos niños crecen de forma regular como todos los demás y muchos de ellos se inscriben en la milicia sin pensar que alguna vez alcanzaran ese estatus de élite. Así que, si no nacen con ese estilo de vida SEAL, ¿Cómo es que adquieren ese nivel de DISCIPLINA requerido para hacer cada trabajo? Sencillo. Lo aprenden, de la misma manera en que puedes aprender otras cosas también puedes aprender a ser más DISCIPLINADO en tu propia vida.

Todos tenemos metas, pero para los SEALs, esas mestas deben ser muy específicas y detalladas, ellos saben como mantener un gran enfoque en cada una de ellas mientras las ejecutan.

Por ejemplo, los SEALs pueden necesitar tomar y derribar una instalación enemiga, o rescatar a alguien que ha sido capturado por las fuerzas enemigas. Sus misiones tienen objetivos muy detallados, y los SEALs trabajan como una unidad para lograr esos objetivos con la mayor seguridad posible.

En tu propia vida diaria, las metas que tienes pueden no ser tan detalladas. Probablemente quieras hacer cosas como ganar más dinero, pasar más tiempo con tu familia, ponerte en mejor forma, etc. Pero en cuanto tienes bien definida cada una de tus metas, ellas implican hacer cosas y esas cosas son las que a veces nos hacen sentir incómodos, porque no estamos acostumbrados a hacerlas, esas actividades nos sacan de nuestra zona de confort y es ahí cuando debemos mantener la calma, y aprender a ponernos cómodo con lo incómodo, eso definitivamente nos hará crecer.

Al final, no importa cuáles sean tus objetivos, porque el requisito es el mismo…AUTODISCIPLINA.

Mientras puedes construir un plan para alcanzar esos objetivos, en última instancia, es tu persistente AUTODISCIPLINA lo que determinará tu éxito o fracaso en cada una de tus metas de tu vida.

Como suelen decir los SEAL de la Marina de los EE. UU. “Ningún plan sobrevive al primer contacto con el enemigo”.

El significado detrás de esto es que tu inicial plan está destinado a desarrollarse de manera diferente a lo esperado. Debes tener un
plan de respaldo listo para ser ejecutado tan pronto el primer plan no sobreviva, recuerda podrás cambiar el plan pero jamás tu meta, tu objetivo sigue siendo el mismo y tendrás que ir por ellos hasta conseguirlos.

Si desea alcanzar tus objetivos, debes tener la DISCIPLINA y la preparación para hacerlo realidad, y debes tener la creatividad para adaptarte al mundo que te rodea. Aprender la forma en que los SEAL se acercan a la vida cotidiana es una excelente manera de hacer de tu vida todo lo que puede ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.