EL MANTRA DE UN NAVY SEAL

El Mantra De Un Navy Seal

Los SEAL son una idea seria, este sector recibe tantos voluntarios, que el proceso de selección es altamente competitivo. El trabajo arduo es el primer paso para convertirse en un SEAL de la Marina, pero la presión continua y los desafíos hacen que el trabajo sea casi imposible para la persona promedio.

Cada día, un SEAL de la Marina tiene sus límites probados. El trabajo de un SEAL de la Marina implica empujarse hasta el punto de ruptura, posicionar su estado mental y enfrentar situaciones difíciles.

Durante el proceso de entrenamiento, un Navy SEAL es presionado cada vez más y más, hasta que la persona no puede más y deja de hacerlo. Este proceso es necesario para ayudar a eliminar a los solicitantes más fuertes de los más débiles. Si una persona falla en el proceso de entrenamiento, no hay forma de que tenga el poder mental necesario para realizar una misión real. La mayoría de los solicitantes no aprobarán el proceso de selección para convertirse en un SEAL de la Marina.

La parte importante de este proceso es que se destacan los atributos que tienen los candidatos que tienen éxito. ¿Qué le hizo triunfar a la persona? ¿Cómo se prepararon para este proceso?

Los mantras mentales repetidos por el individuo hacen que el éxito sea exitoso. Cuando el entrenador te está gritando que no puedes hacerlo más, los candidatos más fuertes gritan, “¡El fracaso no es una opción!” o “Nunca me rendiré”. Repetir mantras positivos le dará al solicitante el poder mental necesario para enfrentar una situación difícil.

Ya sea que estés tratando de unirte a un equipo de soldados de élite, o simplemente tratando de sobrevivir en tu vida diaria, encontrarás obstáculos que necesitarás para poder superar. Nadie llegó a ningún lado dejando que la derrota te aplastara. háblate a ti mismo que puedes, y podrá ir más lejos de lo que creías posible.

Un SEAL preparado tendrá una lista de frases positivas para guiarlos en situaciones difíciles. Al tener un cuarto de almacenamiento mental con afirmaciones positiva, le permitirán pensar incluso en las situaciones más difíciles. Es parte de la naturaleza humana dudar de ti mismo, es importante entender que estas emociones son naturales, pero también es necesario comprender que debes superar estos pensamientos negativos.

Cuando un SEAL comienza a sentir la más mínima apariencia de duda, deben enfrentarlo y avanzar. No hay tiempo para cuestionarte en una misión. Hay dos palabras principales en los SEALs:

1.- Que no dejan a nadie atrás: No dejar a nadie atrás ayuda a los SEAL a trabajar juntos en una situación, entendiendo que siempre se recuperarán mutuamente.

2.- Y que el fracaso no es una opción: El fracaso no es una opción, es una posición mental que mantiene a los SEAL en marcha, les da la fuerza necesaria para superar las situaciones más difíciles.

Para un SEAL es fundamental que se encuentren en una situación con el objetivo mental de terminar la misión como un equipo.

Cuando un SEAL entra en una situación con estos mantras en mente, pueden tener éxito en la misión. Se ha demostrado que la preparación mental es una de las fuerzas impulsoras más importantes detrás del éxito de una misión. Si bien estos mantras pueden ayudar a un SEAL, también pueden ayudar a una persona común.

Tal vez no vayas a la tienda de comestibles con la idea de “no dejar a nadie atrás”, pero en muchas situaciones estas afirmaciones positivas pueden ayudarte a tener éxito. Cuando juegas un partido de fútbol difícil, un atleta debe pensar que “el fracaso no es una opción”.

Estos métodos mentales ayudan a las personas a tener éxito en sus objetivos, esto no es solo para un SEAL. Si tienes dificultades para decirte estas afirmaciones positivas, escríbalas en un lugar donde pueda verlas con frecuencia. El recordatorio visual funciona igual de bien.

Las situaciones desafiantes conducen al crecimiento personal. Nadie dijo que el trabajo de un SEAL fuera fácil. Los SEAL son exitosos porque han sido probados una y otra vez. El crecimiento personal ocurre cuando te enfrentas a una situación difícil y superas los desafíos presentados. Si no te enfrentas a los desafíos, no sabrás hasta dónde puedes llegar.

Una persona motivada tendrá un estado mental muy disciplinado, siempre anhelando desafíos para seguir superándose y crecer. Cuando te sientas triste, recuerda que estos desafíos diarios te llevarán a un gran crecimiento personal.

#Hooyah

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *