EL CÓDIGO MENTAL POR EL QUE VIVEN LOS SEALS

En todos los aspectos de la vida, tu disposición mental tiene un impacto inmediato en todas tus acciones. Sí puedes controlar tus pensamientos, tus acciones la seguirán. Si bien muchas personas ya lo saben, es un hecho importante para recordar. Si puedes obtener la capacidad de controlar tus pensamientos positivos o negativos, entonces puedes controlar tus acciones corporales. Aquellos que tienen una perspectiva negativa tendrán a su vez experiencias negativas a lo largo del día.

Las personas que pueden mantener una perspectiva positiva en la vida, típicamente tienen un día positivo. El mundo está en constante cambio y cada día está lleno de muchas experiencias diferentes. Ser capaz de ver positivamente estas experiencias te ayudará a vivirlas lo más positivamente posible. Los SEALS tienen la ardua tarea de ir siempre en contra de lo que su cuerpo les dice que haga. Si han estado en el agua y están empezando a perder la temperatura corporal, es probable que su cuerpo envíe señales para evitar el agua. Estas señales son cosas como temblores, golpear los dientes por el frío, pero un SEAL debe poner la mente ante el cuerpo y perseverar. Si la tarea es volver al agua y salvar a alguien, necesitan poner su objetivo antes de lo que su cuerpo le está diciendo.

Es crucial para estas personas poder poner la mente primero en estas situaciones difíciles. Parte de un entrenamiento de SEAL consiste en aprender a concentrarse solo en la tarea inmediata en cuestión y evitar todas las otras distracciones. Para estas personas, el trabajo más importante es continuar trabajando en situaciones intensas y severas. Aprender a poner sus metas antes del confort físico es una habilidad crucial de cualquier SEAL. Por supuesto, trabajar el aspecto físico también es importante, pero recuerda algo…

EL FÍSICO NO SIGNIFICA NADA, SI LA MENTE NO PUEDE CONTROLAR EL CUERPO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.